miércoles, 9 de mayo de 2018

En época de tulipanes




Título: En época de tulipanes
Autor: Lidia Fernández Galiana
Páginas: 424
Editorial: Editorial Círculo Rojo
Fecha de publicación: 3 de marzo del 2017
COMPRA












Uno nunca escoge la familia que tiene. Aunque no puedo quejarme, mi madre es encantadora y mi padrastro un hombre excelente, y el amor que siento por mi hermanastra no lo puedo explicar con palabras. Sin embargo, sé que hay algo que me he perdido dentro de este “cuento de hadas”. Mi padre tiene mucho que ver en este punto. Él es el padre perfec to, y mi madre parece quererle con locura. Ella, y mi padrastro. Los dos le quieren. Los tres se quieren. Y yo, cuando les veo juntos, no entiendo nada. Hoy, 9 de febrero de 1964, cumplo dieciocho años, y hoy por fin exigiré a mis padres saber la verdad.

Esta historia me ha sorprendido gratamente. No solo por la historia en sí, sino por la ambientación en la que está contada y cómo la autora a sabido meter temas tan delicados para esa época como es la homosexualidad en la época de la segunda guerra mundial.

En esta historia nos presentan a Carmen, una española que está muy agusto en su país, aunque hace poco que acabó la guerra civil española. Ella no quiere emigrar, pero un fatídico día algo la hace irse de España hacia Londres. Es un personaje muy fuerte y con mucho carácter. No tiene un pelo de tonta y no deja escapar ni una, pero aparte es trabajadora y buena con las personas que quiere, y tiene una evolución muy buena en la historia. Sin duda uno de mis personajes femeninos literarios a partir de ahora.
Otro español que sale en esta historia es Vicente, el mejor amigo de Carmen. Se han pasado toda la vida juntos, aunque sus madres quieren que acaben juntos ellos sólo sienten amor fraternal el uno por el otro. Este personaje me ha gustado aunque ha habido veces que he querido pegarle por lo orgulloso que puede llegar a ser, y muchas veces se encierra en si mismo y no deja que los demás le ayuden. Junto a Carmen, él también abandonará España y se irá a Londres donde trabajarán en el restaurante de un amigo de los padres de este.
En ese restaurante conocerán a dos franceses. Por un lado está Víctor, un chico dulce y lleno de vida. Este personaje me ha dado pena algunas veces porque es el que más traga de todo lo que pasa a su aldrededor. Siempre media en todos los conflictos y problemas que hay a su aldrededor, por lo que no me extraña que a veces explote, pero sigue teniendo un buen corazón. Aunque casi al final de la novela casi me cae mal, los que se hayan leído la novela sabrán porqué.
Por otro lado está François, amigo de toda la vida de Víctor. Con este personaje he tenido épocas. Al principio del libro no me caía bien, me parecía un prepotente y un engreído. Después me emocionó su historia, de cómo había conocido a Víctor y su historia de "supervivencia". Luego me dio lástima por las circunstancias que van pasando durante la novela. Luego me vuelve a no caer bien por las mismas razones que me dejó de caer bien Víctor. Y al final de la novela me vuelve a caer bien. He tenido muchos cambios de humor con este personaje jajaja

Aparte de estos cuatro salen muchos más personajes, como John, el dueño del restaurante donde los cuatro trabajan en Londres y se convierte en un padre para todos ellos, los padres y las madres de Vicente y Carmen, etc..
Aparte de sus própios problemas, en Londres estalla la segunda guerra mundial por lo que hace difícil la convivencia en Londres pero añade algo de acción a la novela.
Sin duda una buena novela que se lee muy rápido y engancha.

Nos leemos pronto!



No hay comentarios:

Publicar un comentario